Vacaciones éxito y fracaso

Mis Vacaciones y Cómo Convertí mi Fracaso en Éxito

“No he fracasado. He encontrado 10000 soluciones que no funcionan”.

– Thomas Alva Edison

Norte ArgentinoHace unos meses estuve de vacaciones. Fui al hermoso norte argentino con Maria José, mi esposa, a ver a nuestra familia y algunos amigos (muy pocos por falta de tiempo 🙁 ). Pasamos un tiempo hermoso.

Como sabrás, cada vez que estamos de vacaciones es todo un desafío el comer de forma saludable y el seguir con nuestros hábitos buenos, en especial si estamos lejos de casa.

Mi intención durante mi estadía en Argentina era la de conseguir algún gimnasio, seguir con mi rutina de pesas de 3 días por semana, y en lo posible cuidar un poco la dieta.

¿Qué sucedió? Se tú el juez. 🙂

Fracazo o exito

Comí absolutamente todo lo que me ofrecieron, y no hice ningún tipo de ejercicios. En un lugar como Argentina, en donde los azúcares y almidones se encuentran en cada comida, es la receta perfecta para engordar.

Podría haberme desilusionado conmigo mismo, pero no lo hice. ¿Qué decidí hacer? Utilicé estas 4 semanas de sedentarismo y azúcar para ejecutar un experimento. Tomé esta situación negativa y la convertí en positiva.

¿Cómo?

Para hacerlo, voy a necesitar contarte un poco mi historia.

Un Poco Sobre Mí

Yo gordo.El año 2010 fue un año crítico para mí, en donde se juntó lo más negativo y lo más positivo. Fue el año en el que más gordo me encontré (79 kilos) pero también fue el año en que decidí comenzar a adelgazar.

Realmente no daba más, me sentía mal con mi cuerpo y conmigo mismo. Estaba por casarme y no podía hacerlo de esa manera. Debía bajar de peso.

Hice lo que muchos hacemos, especialmente cuando no tenemos ni idea el por qué estamos subiendo de peso (y mucho menos qué hacer para bajar): comencé con nutricionistas.

Haciendo uso del enfoque más popular para adelgazar, el de hacer una dieta reducida en calorías, alta en carbohidratos, baja en proteínas y sin grasa, y hacer tanto ejercicio aeróbico como fuese posible. Bajé 16 kilos. Fue todo un logro.

CasamientoMe casé con 63 kilos. Me sentía mucho mejor que antes, obviamente, solo que había algo que no entendía. Mi cara todavía estaba gorda y redonda (como puede verse en la foto). Mucho menos que antes, por supuesto, pero mucho mas gorda que en mis años de adolescencia (de chico fui muy delgado).

Bueno, en el año 2012, luego de la “exitosa” dieta (en realidad fueron más que una), y ya viviendo en Australia, fue que viajé por primera vez a Argentina con 63 kilos. Fue ahí que me sucedió algo similar.

Cuatro semanas de vacaciones, de comer cualquier cosa y de no hacer ningún tipo de ejercicios hicieron que aumente 5 kilos. Un promedio de 1,25 kilos por semana. Nada mal, considerando lo que normalmente se aumenta luego de dejar una dieta tradicional (todos conocemos al tan famoso efecto rebote, ¿cierto?).

Sin embargo, la duda me comía la mente. ¿Cómo puede ser que esté comiendo “normalmente”, y que mi cuerpo haya aumentado 5 kilos en tan poco tiempo?

Allí fue cuando decidí tomar el control de esta situación, y agarré los libros. Tenía que entender que era lo que le estaba sucediendo a mi cuerpo.

Varios libros después, comencé a aplicar lo que había aprendido. Comencé a comer de una manera totalmente opuesta a lo que la nutrición popular nos enseña. Fue una dieta con mucho mas grasa y proteína que la anterior, y con mucho menos carbohidratos.

Yo¿El resultado? No solo logré romper la meseta de los 63 kilos en la que me encontraba, bajando 6 kilos mas, sino que además el porcentaje de grasa corporal se redujo considerablemente. La redondez de mi cara desapareció y mi cuerpo tomó una forma mas normal y natural (no fue por arte de magia, llevó tiempo y dedicación, pero sucedió).

Unos meses más con esta nueva dieta, y de cambiar los ejercicios aeróbicos por las pesas, me ayudaron a aumentar unos 3 kilos más, pero esta vez de músculo. Tan solo estaba recuperando la musculatura que había perdido durante mis dietas anteriores (sí, ¡cuando las haces pierdes músculo!).

Es en esta nueva circunstancia en la cual viajo a Argentina por segunda vez, y decido utilizar una situación negativa y convertirla en positiva, mediante la ejecución de un experimento.

El Experimento

ExperimentoSi hace 2 años atrás había aumentado, en promedio, 1,25kg por semana, tenía que ver que era lo que sucedía esta segunda vez. Según mis predicciones, esta vez no debería aumentar tan rápido de peso, ya que mi metabolismo había aumentado (sanado, normalizado), gracias al cambio de alimentación y ejercitación.

¿Los resultados?

Antes del viaje pesaba 61,9kg. Después de las 4 semanas de descontrol, 62,2kg. ¡Tan solo había aumentado 300g, o lo que es lo mismo, un promedio de 75g semanales!

(Cabe destacar que sí aumenté mi porcentaje de grasa corporal (un 2%), pero no puedo comparar lo que sucedió hace 2 años atrás ya que no tengo estos datos)

EXPERIMENTO 2012 2014
Peso inicial 63kg 61,9kg
Peso final 68kg 62,2kg
Aumento 5kg 300g
Promedio semanal 1,25kg 75g

¿Qué Es lo Que Aprendí?

Son varias las cosas que aprendí gracias a este experimento, y espero que sean de utilidad para ti.

1) Una situación negativa puede ser convertida en una positiva: Es posible sacar algo bueno de una mala situación, es solo cuestión de perspectiva. En vez de desanimarnos y tirar la toalla, ¿por qué no ser mas creativos y buscar lo positivo?

Si no es posible transformar esa situación en algo positivo, entonces busquemos alguna lección que aprender, para no encontrarnos en la misma situación en el futuro.

2) Todo depende de que es lo que hacemos cuando fallamos: Incluso los más exitosos fallan. Es sólo su reacción ante su caída lo que los diferencia del resto. Es imprescindible el planificar la caída para ganar. Yo sabía que volvería a mis hábitos saludables una vez que terminaran mis vacaciones. Sí, no es lo ideal lo que hice ya que 4 semanas es mucho, pero ese riesgo formaba parte de mi plan. 🙂

3) Las dietas hipocalóricas rompen nuestro metabolismo: Así es, cuando nos encontramos bajo una dieta alta en carbohidratos, baja en proteínas, sin grasa y con un régimen de mucho ejercicio aeróbico (la recomendación oficial a nivel internacional), bajamos mucho de peso, pero mucho de este peso se debe a perdida muscular. Esta es una de las razones por las cuales, una vez que incrementamos la cantidad de comida que ingerimos, experimentamos el efecto rebote, recuperando todo el peso que bajamos, o incluso más. Esto fue lo que yo experimenté en el año 2012, al igual que muchos.

Éxito

4) Es posible sanar el metabolismo mediante un cambio de alimentación: La segunda parte del experimento nos muestra que luego de haber cambiado el tipo (calidad) de alimentos, mi metabolismo cambió completamente, y mi cuerpo reaccionó de una manera totalmente distinta bajo la misma situación. El casi no haber aumentado de peso demuestra lo que digo.

5) Una caída no es un fracaso: Se dice que el fracaso no es el fallar, sino más bien, el no intentar. Estoy totalmente de acuerdo con eso. No somos perfectos, y mucho menos yo. En algún momento caeremos. El secreto está en saber que hacer cuando esto sucede. Nuestro éxito dependerá de como reaccionemos ante nuestro tropiezo, ¿no lo crees?

Pienso que debemos ser mas tolerantes con nosotros mismos y tomar nuestros errores como parte del camino a nuestra meta.

6) No se empieza desde cero cada vez que fallamos: Muchas veces pensamos que cuando fallamos volvemos a comenzar desde el principio. Esto es lo que hasta hace muy poco yo pensaba. Sin embargo, he aprendido que no es así. La vida es un aprendizaje constante. De cada cosa que hacemos, sea buena o mala, podemos aprender algo. Como la famosa frase de Thomas Edison dice: “No he fracasado. He encontrado 10000 soluciones que no funcionan”.

7) Podemos perdonarnos a nosotros mismos: Si eres como yo, puede que seas muy exigente contigo mismo. Esto sucede especialmente cuando se trata de nuestro cuerpo. Todo el tiempo somos bombardeados con imágenes de cuerpos perfectos que hacen que el nuestro parezca totalmente fuera de lo “normal”, cuando en realidad es al revés. Muchas veces hacemos de todo por obtener ese cuerpo perfecto, y cuando fallamos, nos desmotivamos, nos enojamos con nosotros mismos y tiramos la toalla, en vez de perdonarnos, y seguir adelante.

¿No crees tú que es mejor si nos enfocamos en ser la mejor versión de nosotros mismos, dejamos de lado lo que los medios nos muestran y nos enfocamos en obtener una salud óptima para poder así disfrutar de la vida y perseguir nuestros sueños?

Me encantaría saber que piensas. Puedes compartir tus ideas en los comentarios. 🙂

Luciano Gutiérrez

¿No Sabes por Dónde Comenzar?
Encuentra todo en un único lugar...

Adelgaza para Siempre Slider

Posted by Luciano
21 noviembre, 2014
Luciano

¡Hola! Me llamo Luciano, nací en Argentina, vivo en Australia y hago lo que me gusta; ingeniería. Soy un apacionado de la nutrición y estoy convencido que es posible adelgazar para siempre mediante el uso de comida REAL. Más acerca de mí.

  • Avatar Mark dice:

    Muy bueno y muy didáctico

  • Avatar Mabel dice:

    Buenisimo tu articulo Luciano! Yo Estoy siguiendo tus consejos y así sanando mi metabolismo tengo que decir que hace mucho tiempo que no me sentía tan bien y tan motivada a comer diferente! Gracias por tus consejos …

  • Avatar martin dice:

    Cómo me cuesta reemplazar las facturas o tortillas por la mañana!! En el resto de las comidas ando bastante bien

  • >