Lavabo y cuerpo

La Forma Más Fácil de Comprender Como Funciona tu Cuerpo

“La fisiología humana es mas que una simple resta.”

– Luciano

No correrEscuchamos permanentemente decir que para comer sano debemos ser conscientes de cuantas calorías consumimos y quemamos a lo largo del día. Este es un mensaje que se escucha una y otra vez y que no deja de perturbar nuestro mundo. “Come poco y ejercítate mucho”.

Hoy en día, cuando como sociedad nos encontramos haciendo más dieta y más ejercicio que en cualquier otro momento de la historia de la humanidad, es hoy el único momento en nuestra existencia como raza humana en el cual vivimos una epidemia de obesidad y diabetes, con altas probabilidades que nuestros hijos vivan una vida mas corta que la nuestra.

Al ver esta realidad, ¿por que nos siguen diciendo que la solución al problema es hacer mas ejercicio? ¿Acaso la causa del problema está en nuestra falta de voluntad? ¿Cómo es que hasta hace 50 años atrás el 90% de la gente se mantenía en forma sin ni siquiera intentarlo?

La idea de que para estar sanos debemos contar calorías, morirnos de hambre y pasarnos la vida haciendo ejercicios no es mas que una gran mentira. Es lo que hacemos día a día y estamos peor que antes.

Tu cuerpo no funciona como matemáticas.

Ya discutimos en un articulo anterior el hecho de que el contar calorías no solo es innecesario sino que imposible, y como esto se debe a la existencia del lipostato, aquel sistema de control en el cerebro que regula automáticamente cuantas calorías consumes y cuantas quemas.

Éste mantiene automáticamente el nivel de grasa corporal en un cierto valor, el cual es denominado “punto de equilibrio”. Un punto de equilibrio alto significa mayor cantidad de grasa corporal, mientras que uno bajo, menos.

Intuitivamente, nosotros le llamamos metabolismo. A un punto de equilibrio bajo lo llamamos metabolismo rápido. A uno alto, metabolismo lento.

El cuerpo y el lavaboPuede que el concepto del lipostato sea un poco complicado de comprender, y es mi objetivo con este articulo el de mostrarte una forma fácil de hacerlo. Gran parte de la razón que nos cuesta comprender este hecho es debido a la analogía de que nuestro cuerpo funciona como una balanza

Lamentablemente, la fisiología humana es mas que una simple resta. En vez de pensar que tu cuerpo funciona como una balanza calórica, piensa que lo hace como un lavabo (o bacha, como lo llamamos en Argentina 🙂 ).

Un Cuerpo Sano Funciona Como un Lavabo

LavaboPiensa en el funcionamiento del lavabo de tu baño. Es muy simple. Lo único que hace es eliminar automáticamente el agua que utilizas. Si utilizas poca agua, entonces eliminará poca agua. Si utilizas mas, eliminará más.

Imagina que vacías un balde de agua en el mismo. Si tu lavabo funciona correctamente, esto no será problemático. Puede que temporalmente suba el nivel de agua, pero será solo hasta que el éste logre regularlo automáticamente. Un lavabo que funciona correctamente mantiene el nivel de agua bajo; tiene un punto de equilibrio bajo. Cuanto más entra, más sale.

Un cuerpo normal funciona de manera similar. A mas calorías de entrada, mas calorías de salida. Puede que en un instante comas muchas calorías, pero un lipostato sano regulará automáticamente el balance calórico y mantendrá la grasa corporal en niveles saludables.

Un cuerpo sano mantiene un nivel bajo de grasa corporal; tiene un punto de equilibrio bajo. Cuanto más entra, más sale.

Un Cuerpo Enfermo Funciona Como un Lavabo Taponado

Rebalsar¿Qué sucede si tiras otra cosa que no sea agua en tu lavabo? Éste se taponará y cada vez que lo utilices, sin importar la cantidad, el nivel de agua subirá y quedará alto. Tu lavabo ahora tiene un punto de equilibrio alto.

Algo similar sucede con tu cuerpo.

Si comes comida de mala calidad, éste se enfermará. Tu sistema endocrino (hormonal) comenzará a funcionar de manera anormal y tu metabolismo se dañará. Es probable que desarrolles resistencia a la insulina, resistencia a la leptina, o que niveles altos de cortisol te impidan dormir durante las noches.

Tu cuerpo se comportará como un lavabo tapado. No importa cuanta cantidad de comida comas, el nivel de grasa corporal seguirá estando alto. Un cuerpo metabólicamente enfermo tiene un punto de equilibrio alto.

El Problema es la Calidad y no la Cantidad

Desagüe¿Cuál es la causa de que tu lavabo se haya taponado? ¿Es acaso la cantidad de agua que hayas utilizado?

Obviamente que no. El problema es utilizar material de mala calidad (por ejemplo, basura). No importa cuanta cantidad de agua utilices, tu lavabo funcionará correctamente, ya que éste está diseñado para la utilización de agua, y no otro tipo de materiales.

El problema no está en la cantidad, sino en la calidad del material. Si utilizas material de buena calidad, la cantidad se regulará automáticamente.

De la misma manera, tu cuerpo está diseñado para procesar comida real; y si comes cualquier cosa que no sea comida real, como ser productos comestibles empaquetados y refinados, entonces tu metabolismo se “taponará”.

No importa la cantidad, sino mas bien la calidad de la comida que llevas a tu boca. Enfócate en la calidad, y la cantidad se regulará automáticamente.

A largo plazo, un metabolismo enfermo puede producir obesidad y diabetes.

La Simple Solución al Problema

Imagina que tienes un lavabo taponado. ¿Como podrías llegar a solucionar este problema? Tres opciones vienen a mi mente:

  1. Utilizar menos agua de por vida, para que no rebalse
  2. Utilizar el agua normalmente y dedicar unas 2 o 3 horas diarias para manualmente vaciar el lavabo haciendo uso de una taza o similar
  3. Destapar el lavabo y utilizar cantidades normales de agua 

DestaparPuedes estar pensando en la ridiculez de las dos primeras opciones. Es obvio que éstas no solucionan la causa del problema y que tan solo resuelven temporalmente los efectos del mismo.

Irónicamente, estas dos alternativas son las únicas que consideramos una y otra vez cuando nos encontramos con un cuerpo metabólicamente “taponado”. Comemos poco (usamos poca agua) y nos ejercitamos mucho (bajamos el nivel de agua luego de utilizar el lavabo).

Todos sabemos que la (única) solución permanente para este problema es el de destapar el lavabo.

¿Por qué no hacemos lo mismo con nuestro cuerpo? La solución permanente para el problema de la obesidad, diabetes (tipo 2) y otros más, es la de sanar tu metabolismo. Debes solucionar tu problema metabólico en vez de comer menos y ejercitarte más. Trata la causa y no los síntomas.

Un buen punto de partida para comenzar a sanar tu metabolismo es el de comer comida real y evitar azucares y almidones, enfocándote en verduras no almidonadas, proteína natural, grasas sanas de comidas enteras y frutas bajas en fructuosa.

Te recomiendo utilizar esta guía como referencia para estos tipos de alimentos y suscribirte al Boletín IN para aprender a desarrollar hábitos sólidos y recibir emails con recetas, ciencia, motivación y los últimos artículos IN.

Cualquier pregunta o sugerencia, ya sabes que puedes hacerla mediante los comentarios.

Te deseo lo mejor. 🙂

Luciano Gutiérrez

Fuente: Bailor, Jonathan. The Calorie Myth: HarperCollins, 2014:26-28

Fotos por: George HodanDaniel LoboLast-DinoHatalar205, Askal BoschWill Powell

Opt In Image
ADELGAZA PARA SIEMPRE!
menos hambre, más energía

Descubre 30 páginas con:

  • Los 8 fundamentos para adelgazar
  • Cuales son los alimentos quema grasa
  • Como preparar licuados adelgazantes
  • Cuales son los ejercicios más efectivos para adelgazar, y como hacerlos

Luciano

¡Hola! Me llamo Luciano, nací en Argentina, vivo en Australia y hago lo que me gusta; ingeniería. Soy un apacionado de la nutrición y estoy convencido que es posible adelgazar para siempre mediante el uso de comida REAL. Más acerca de mí.

>